En casi todos los pacientes se requiere adicional a la gluteoplastia una liposucción que debe incluir la parte baja de la espalda, así se logran mejores resultados.

La gluteoplastia con grasa es cuando se realiza una liposucción y se procesa la grasa para inyectarla en los glúteos, en pequeños túneles para mejorar el rendimiento. De esta grasa que se inyecta se absorbe una pequeña parte, quedando hasta un 80% de la grasa inyectada. Para este tipo de cirugía las incisiones o cicatrices son de aproximadamente 5 milímetros.

La gluteoplastia con implantes evolucionó para tener mejor resultado estético, ya el implante se pone por dentro del músculo, por medio de 2 incisiones que quedan escondidas entre los glúteos. Se usan implantes redondos o anatómicos, y el tamaño y forma del implante se define durante las valoraciones prequirúrgicas.

La gluteoplastia híbrida es la mezcla de los dos tipos anteriores de cirugías, da resultados con un poco mas de volumen y formas más redondeadas.

En el cuidado de la cirugía se deben usar dispositivos acolchados para sentarse, y se deben mantener algunas posiciones en el postoperatorio. se recomienda el uso de fajas por lo menos por un mes.

Información de operación

Duración:
2 horas
Ubicación de la incisión:
Incisiones menores a 1 cm y en surco interglúteo
Hospitalización:
No necesita
Período de recuperación:
Actividades diarias 3 semanas, deporte 45 días, edema 1 mes

Abrir chat
¿Tienes dudas? ¡Escríbenos!