Por distintas causas, algunas ligadas a la edad, cansancio, alimentación o enfermedades sistémicas; los párpados empiezan a proyectar una apariencia cansada o enojada, además de dar un aspecto envejecido de la cara. Mediante esta cirugía, bajo anestesia local o general, pero siempre en un quirófano con los más altos estándares de calidad, puedo ayudarte a mejorar el aspecto periorbitario, que se refleja en toda la cara.

​Es una cirugía ambulatoria de aproximadamente 2 horas. las cicatrices de los párpados superiores se ubican en el pliegue del párpado para esconderlas y hacerlas poco visibles, y las de los párpados inferiores se pueden esconder entre el ojo y el párpado o bajo las pestañas, haciéndolas casi imperceptibles en muchos pacientes.

Es importante mencionarle al cirujano en caso de tener ojo seco, para tener algunas precauciones en la cirugía.

El cuidado postoperatorio incluye medios físicos como geles fríos o paños de agua tibia, posición elevada de la cabecera al dormir los primeros días y el uso de gotas o cremas en los ojos y párpados.

La recomiendo en pacientes con condiciones que les afecten la visión, la función o la estética de los párpados. es seguro hacerla en pacientes hipertensos, diabéticos y con enfermedades crónicas bien controladas. No las recomiendo en pacientes en estudio o tratamiento de cáncer de piel o en pacientes con hipotiroidismo o insuficiencia renal mal controlada.

En muchos pacientes se combina con inyecciones de grasa, células madre, plasma o diferentes medicamentos en cara para reforzar el tratamiento antienvejecimiento.

Información de operación

Duración:
1 a 2 horas
Ubicación de la incisión:
En los pliegues de los párpados superiores, y bajo las pestañas de los párpados inferiores
Hospitalización:
No necesita
Período de recuperación:
Actividades diarias 3 días, edema 3 meses
Anestesia:
Local o general

Abrir chat
¿Tienes dudas? ¡Escríbenos!